Cómo controlar las emociones ante el malestar emocional o inestabilidad emocional.

caras emociones psicologo malaga qicenter

En Qicenter vamos a explicarte todo sobre el malestar emocional.

¡Vamos a ello!

Las emociones son respuestas complejas que emitimos ante diferentes situaciones o estímulos que recibimos y percibimos y están compuestas por pensamientos, sensaciones, sentimientos e impulsividad ante la emoción, actuar ante ella.

Todos sentimos emociones o sentimos un malestar emocional, a veces nos resulta más fácil identificarlas, pero otras veces nos resulta más complicado saber qué nos ocurre, porqué nos ocurre y para qué. Por tanto, cuanto mejor percibamos nuestras emociones, más fácil nos resultará dominarlas.

¿Qué tipos de emociones existen? Qué son, cuándo las sentimos, dónde las sentimos y para qué las sentimos.

Las emociones podrían agruparse en dos sacos: emociones básicas y emociones complejas.

  • Las emociones básicas son miedo, tristeza, ira, sorpresa, asco y alegría.
  • Las emociones complejas son el resultado de combinaciones entre las emociones básicas, por lo que nos encontramos con: vergüenza, culpa, celos, orgullo, desprecio, envidia, amor, defraudado, azoramiento, gratificación.

qicenter psicologo malaga tratamientos inestabilidad emocional

Todas las emociones tienen una función adaptativa, sirven para algo. Por lo tanto, aunque lo que nos hagan sentir se perciba como emociones negativas, son buenas ya que nos proporcionan información o detalles importantes sobre una situación, nos preparan y motivan para actuar, y nos enriquecen la comunicación con los demás.

Bien es cierto, que ese malestar emocional son las emociones que en psicología conocemos como patológicas. Esto ocurre cuando las emociones se hacen demasiado intensas, frecuentes y duraderas, pudiendo llegar a limitar nuestro funcionamiento y dar lugar a un trastorno mental.

Es por eso tan importante la promoción de la salud emocional, que suele estar ligada al concepto de inteligencia emocional, que nos habilita para tener una vida plena y satisfactoria, en la que conseguimos diferenciar las emociones, de nosotros mismos, sin dejarnos dominar por ellas, sino decidiendo qué hacer en cada momento a pesar de sentir intensamente ciertas emociones.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de malestar emocional o inestabilidad emocional?

Llamamos malestar emocional a una característica de la personalidad en la que las emociones se convierten en problemáticas, disfuncionales y desadaptativas. Como consecuencia, las personas que la padecen se dejan llevar por estas emociones llegando a reaccionar ante estas de manera negativa y perjudicial, por tanto, infiriendo en su funcionamiento y comportamiento.

La inestabilidad tiene una característica principal, y es que hace sufrir en exceso a las personas que la experimentan, y en consecuencia también a las personas que se relacionan con ella. De hecho, esta inestabilidad emocional suele estar presente en todas las áreas de la persona: en el trabajo, en casa, con la familia, amigos, pareja, con ellos mismos, etc.

Desde la psicoterapia se ofrece ayuda emocional para todas aquellas personas que sientan inestabilidad emocional. Normalmente, se sienten vacías interiormente, no logran desvincularse del todo de las personas de su alrededor por los que le causa una gran dependencia emocional de los demás, ocasionando en numerosas ocasiones, que estas personas acaben marchándose de su lado; además suelen tener la autoestima baja y tienen un pensamiento muy dicotómico, “blanco o negro”, asimismo, suelen ser personas muy impulsivas, debido al malestar que les producen ciertas emociones, y sienten la necesidad de actuar ante ellas, muchas veces sin pensar. Podemos decir, que se dejan dominar por las emociones y no tienen capacidad para controlarlas y no dejarse llevar por ellas.

Hablar de tipos de inestabilidad emocional es un poco ambiguo y poco aclarador, debido a que todas las personas podemos llegar a sentir ante determinadas situaciones esta inestabilidad emocional. Puede ser debido a numerosas causas. Por ejemplo la alteración en el embarazo de hormonas en las mujeres, ante una situación difícil, tensa que pueda ocurrirnos a lo largo de nuestra vida, por ejemplo, en el duelo, ante situaciones estresantes en el trabajo, en los estudios, etc.

El malestar emocional puede ir ligada también a trastornos de la personalidad, como por ejemplo, trastorno límite de la personalidad.

taller ingeligencia emocional

Tratamientos del malestar emocional en terapia.

Como comentamos anteriormente, el malestar emocional puede tratarse desde la terapia psicológica, a través de la inteligencia emocional, basándose en la práctica de las habilidades emocionales, que se consiguen de una manera única: entrenándose.

El tratamiento para la inestabilidad emocional sólo necesita tres cosas: motivación, esfuerzo y trabajo. El psicólogo ayudará a la persona, mediante diferentes técnicas que la persona consiga manejar una vez finalizada la terapia todas estas emociones, es decir:

  • Percibir las emociones. Qué emociones estoy experimentando tú y también las personas que nos rodean. Cuanto mejor percibamos las emociones, más fácil nos resultará dominarlas.
  • Asimilación. Es decir, cómo estas emociones dirigen e influyen en mi pensamiento.
  • Comprensión. Poder describir lo que siento con palabras. Entender las emociones.
  • Cómo poder regular mis emociones sin dejarme dominar por ellas, es decir, controlarlas.

La terapia de inestabilidad emocional no tiene un tiempo establecido, sino que va en función de la persona, de las situaciones que ésta experimenta en su día a día y la actitud que tenga ante la terapia.

La terapia nos va a ayudar, en lugar de reaccionar de inmediato, poder detenernos un momento y aprovechar esa pausa para decidir qué hacer ante esa emoción. Es decir, nosotros seríamos dueños de nuestros actos, no la emoción.

Consecuencias de no trabajar el tratamiento del malestar emocional

El problema de no trabajar el malestar emocional es que las personas cada vez sentirán más malestar en su día a día, y las sensaciones se volverán aún más negativas y desadaptativas. No darle importancia a las emociones es un error, ya que éstas están presentes desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, por lo que no saber percibirlas, asimilarlas, comprenderlas y manejarlas puede ocasionarnos numerosos conflictos internos y externos que harán que el malestar siga aumentando.

Estos conflictos no son resueltos, sino que se van acumulando a lo largo del tiempo, ocasionando dolor, malestar, sensación de vacío, incapacidad para tener una vida satisfactoria y plena.

Tú eres quien decide cómo quiere vivir.

Beneficios de trabajar los tratamientos del malestar emocional.

La inestabilidad emocional sí puede convertirse, con trabajo, en estabilidad emocional.

Los beneficios son numerosos: capacidad de saber qué emociones estamos experimentando, saber a qué son debidas, poder pararnos ante ellas y decidir qué hacer y qué no hacer.. Siendo nosotros un todo, y las emociones sólo una parte que nos compone.

No se garantiza felicidad, ya que esta sólo es un estado de ánimo más, pero sí podemos garantizar satisfacción y la capacidad de poder vivir la vida de manera plena, activa y positiva.

El beneficio mayor es… poder vivir mejor.

Irene Rodríguez Luque | Psicóloga sanitaria.

Infórmate de las terapias psicológicas que ofrecemos en QIcenter Psicólogo Málaga.