La culpa es la emoción que salta cuando eres culpable de algo. Pero, ¿cuándo se es culpable de algo? Cuando, premeditadamente y con intencionalidad, realizamos algún acto, por acción o por omisión, con la finalidad de perjudicar y hacer daño ya sea al otro, o a nosotros mismos, vamos a ver un ejemplo:

“Iba andando por la calle, y vi como ese hombre caía al suelo desplomado. Me quedé en shock, no supe reaccionar porque en ese momento se me vinieron a la mente todas las imágenes de mi abuela los días antes de morir por un infarto. Cayó desplomada en la cocina, y yo estaba allí, con tanto solo 12 años sin saber qué hacer y cómo reaccionar. Y mira ahora, 20 años después, veo como un hombre cae desplomado al suelo, y actúo de la misma manera. Soy culpable de su muerte”

Realmente, esa persona no es culpable de la muerte de ese hombre. Ni siquiera es responsable directo. No ha provocado la muerte de ese hombre, y tampoco ha negado darle auxilio con la intención de que ese hombre muera.

Con ejemplos como esto, lo que quiero es que sepas que la culpa es uno de los sentimientos más improductivos y limitantes que puede sentir una persona, porque la mayoría de las veces, esa afirmación de “soy culpable de algo” no es real.  

En nuestra sociedad, sentirnos culpables está a la orden del día

Nos hacen sentirnos culpables constantemente, y muchas veces, no nos paramos a pensar el sentido que tiene la culpa en cada situación. También nos hacemos sentir culpables nosotros mismos.

Nos sentimos culpables si nos saltamos la dieta, nos sentimos culpables si decimos que no a alguna petición o favor que nos pide alguien, nos sentimos culpables si no damos todo por el otro, aunque eso signifique decir que no a nosotros mismos, nos sentimos culpables cuando decimos lo que pensamos porque no queremos herir al otro, nos sentimos culpables por sentir determinadas emociones o sentimientos.

En la terapia psicológica en Qicenter Germán Navas es muy común encontrarnos con personas que padecen mucho esta emoción y que se sienten totalmente esclavizadas a ella. Son personas a las que limita mucho y les hace sufrir.

Detrás del trastorno de ansiedad, de la inestabilidad emocional, o del trastorno por depresión, entre otros, es habitual encontrarnos con personas que se sienten culpables por motivos como los que he referido más arriba.

Gracias a la intervención psicológica se han dado cuenta de lo molesta que es esta emoción y la necesidad que tienen de librarse de ella.

Sensacion de culpabilidad tratamiento psicologico en malaga

Culpa vs. Responsabilidad

Es muy importante diferenciar el sentimiento de culpa, de la responsabilidad. Somos responsables de lo que hacemos y de las consecuencias que traen consigo, pero no es lo mismo, que ser culpables.

De hecho, con la culpa no puede hacerse nada, es un sentimiento rumiante que cada vez se hace más y más grande. Sin embargo, cuando sabemos que somos responsables de las decisiones que tomamos (o de las que no tomamos), y de los actos que hacemos (o que no hacemos), sí podemos cambiar las cosas y hacernos cargo de los acontecimientos en la mayoría de las ocasiones. En otros momentos, no podremos hacer nada, pues hay cosas que vienen de manera sobrevenida y son incontrolables. Tener el control no siempre es posible. Y si pretendes tenerlo siempre, probablemente te visiten emociones como la ansiedad y el estrés.

¿Cómo valorar si somos o no culpables?

Es muy importante que examines si aquello por lo que te sientes culpable es:

  • Un acontecimiento que has querido provocar a conciencia y con la intención de perjudicar a alguien.
  • Piensa si el acto por el que te sientes culpable, realmente requiere que sientas esa emoción.
  • Si sentirte culpable consigue que te sientas mejor o que puedas arreglar la situación.
  • Valora si la situación o el suceso por el que te sientes culpable, es algo que puedes controlar, o por el contrario no es tu responsabilidad.

la culpabilidad tratada con psicologia malaga

Cuidado con el piloto automático de la culpa

Cuando la culpa es un sentimiento constante, frecuente e intenso, pasa a ser una emoción prácticamente automática que no precisa de valoración o discusión con nosotros mismos. La sentimos, y ya está.

Por eso te invito, a que si eres una de esas personas que se siente constantemente culpable por todo, empieces a valorar si realmente sentirse así, es productivo para ti, o por el contrario, es totalmente limitante.

Si quieres liberarte del sentimiento de culpa y quitar peso de tu mochila, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de psicólogos en Germán Navas, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Si quieres hablar directamente con el equipo de psicólogos puedes escribirnos a psicologa@qicenter.es

“La responsabilidad significa cero excusas, cero quejas y cero culpas.”Marco Ayuso

Si te ha resultado útil, ayúdame compartiendo 😉Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter