En este artículo, Irene, psicóloga en nuestra clínica te va a contar un secreto de nuestra mente y que no todos sabemos.

La mente es poderosa. Desde ella tenemos la capacidad de generar bienestar o malestar, aunque lo hagamos de una manera inconsciente. Sentirnos bien y felices va a depender de cómo nuestra mente gestione y afronte las circunstancias y experiencias de la vida.

¿Qué es la mente?

Entendamos la mente como una programación que va haciéndose a sí misma desde que nacemos, a través de los mensajes explícitos o implícitos que vamos recibiendo a lo largo de nuestra vida. Es cierto que estos mensajes llegan a transformarse en creencias que se almacenan en un sistema inconsciente al que no somos capaces de llegar de manera rápida o directa, sino que, en la mayoría de los casos, necesitamos atravesar un proceso para auto-descubrirnos.

Nuestro bienestar o malestar actual, depende de esa programación que se creó, pues desde ahí hemos aprendido a reaccionar, pensar y sentirnos de una manera en concreto ante diferentes situaciones.

Para conseguir equilibrio será necesario “reprogramarnos”; descubrir qué alberga nuestra mente inconsciente y resignificar creencias que nos hacen sentir malestar o bloqueados en numerosas situaciones.

Todas las personas sentimos, pensamos y actuamos. Y esos tres componentes hacen que nuestra vida se torne hacia una dirección u otra.

Vemos el mundo y a nosotros mismos en función de las vivencias que hemos experimentado y la forma en la que las hemos integrado en nuestro sistema.

Tú no eres lo que sientes, ni lo que piensas y tampoco lo que haces; porque, ¿cuántas veces no entiendes por qué haces ciertas cosas?, ¿o por qué te sientes de determinada manera? ¿o por qué piensas como piensas? Detrás de estas preguntas hay una respuesta común: tú sientes, piensas y actúas en función de qué y cómo has aprendido.

Desde la terapia psicológica te ayudamos a conectar contigo mismo, con tu esencia pura y real. Con lo que verdaderamente eres, para que así, tus emociones, tus pensamientos y tus actos tengan una conexión coherente y, te hagan alcanzar aquellas metas y objetivos que tengas planteados; especialmente, encontrar y mantener la felicidad estable.

¿Cómo me ayuda la terapia psicológica?

A través del autoconocimiento, el autorespeto, y la autoestima conseguirás todo aquello que quieras obtener. Sin olvidarnos de otros aspectos básicos: ser conscientes, resilientes y responsables.

  • Autoconocimiento: Saber quién soy. Conocer mis fortalezas y potenciarlas; así como conocer mis debilidades y trabajarlas.
  • Autorespeto: Aceptarme y respetarme tal y como soy. Sin juicios.
  • Autoestima: Quererte a ti mismo y valorarte.
  • Consciencia: Ser conscientes es todo lo contrario a vivir con el piloto automático. Tomar consciencia significa ver nuestra realidad, saber quién soy y hacia dónde quiero ir. Vivir de manera inconsciente limita nuestro crecimiento personal.
  • Resiliencia: La resiliencia es una capacidad humana que nos permite enfrentarnos a las adversidades, y, además, salir fortalecidos de ellas.
  • Responsabilidad: Ser responsable de mí mismo, de mis decisiones y de mis actos. Sólo así conseguiremos ser los dueños de nuestra vida y podremos conseguir cambiar aquello que nos desagrade.

Los esquemas mentales o creencias pueden resignificarse a través de la toma de consciencia, del trabajo y el esfuerzo que empeñes para ello. Muchas veces no entendemos por qué pensamos lo que pensamos, y es que detrás de cada uno de nosotros, hay un amplio sistema de creencias que nos benefician o perjudican en nuestro día, de las que posiblemente, no seamos conscientes, y, sin embargo, nos generan mucho sufrimiento e insatisfacción.

Entender y gestionar las emociones te permitirá ser libre. Tú no eres la emoción, la emoción la sientes, y tú decidirás qué hacer con ella una vez que consigas identificarla y etiquetarla. La gestión emocional es un arte, y puede aprenderse y entrenarse.

Tus actos o reacciones ante determinadas situaciones podrás decidirlos tú. Tú eres quien dice cómo, cuándo y dónde actuar. E incluso permitirle el lujo de no hacerlo.

En la capacidad de elegir está la libertad. Y siendo libres podremos conseguir alcanzar aquellas metas y objetivos que realmente queramos conseguir.

¿Quieres algo? Ve a por ello.

¿Estás a disgusto con algo? Cámbialo. ¿No puede cambiarse? Acéptalo.

¿Tienes miedo a algo? Enfréntalo, es la única forma de hacer desaparecer el miedo.

Mente poderosa psicologia malaga

Conclusión de nuestra psicóloga

Si quieres una vida consciente y plena, no dudes en comenzar el proceso de crecimiento personal, que hará que consigas ese bienestar que tanto estás buscando. Desde el equipo de psicólogos de Qicenter Germán Navas te acompañamos en esta travesía, contáctanos en psicologa@qicenter.es

 

“Comprender quién eres realmente es mucho más importante que perseguir aquello que “deberías ser”. ¿Por qué? Porque si comprendes lo que eres, empieza un proceso de transformación espontáneo, mientras que si tratas de convertirte en aquello que crees que deberías ser, no se produce ningún cambio, sino tan sólo una continuación de algo “viejo” con una apariencia diferente.” Jiddu Krishnamurti

Tu mente es poderosa según nuestro psicólogo
2.5 (50%) 2 vote[s]

Si te ha resultado útil, ayúdame compartiendo 😉Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter