Beneficios del Drenaje Linfático Manual tras Mastectomía

Fisioterapeuta Malaga cabecera DLM tras mastectomia

Nuestra fisioterapeuta y osteópata en Málaga habla del Drenaje Linfático Manual en mastectomías y sus beneficios, sin duda, es algo que no muchas personas conocen y creemos que es necesario que se sepa.

El Drenaje Linfático Manual (a partir de ahora DLM) es una técnica de masoterapia específica para tratar los linfedemas, un tipo de edema provocado por la acumulación o estancamiento de la linfa tras una obstrucción de los canales linfáticos del organismo, la linfa es un líquido parecido a la sangre que se recoge de los espacios intersticiales del cuerpo y es drenado por los vasos linfáticos en un circuito unidireccional hacia las venas subclavias para regresar a la sangre y de ahí, de nuevo, al intersticio celular.

Las principales funciones del sistema linfático son formar y activar el sistema inmunitario y mantener el equilibrio osmótico celular. Este equilibrio osmótico es alterado en una región corporal donde exista un linfedema, situaciones como un traumatismo, una cirugía o un embarazo pueden ocasionar linfedemas susceptibles de tratamiento.

¿Cómo es una sesión de DLM con fisioterapia y osteopatía?

Es importante acentuar la diferencia entre una sesión de DLM y un masaje simple de evacuación circulatoria. Habitualmente suelen confundirse y  consisten en  técnicas de masaje totalmente diferentes: en el DLM se trata exclusivamente el sistema linfático mientras que un masaje evacuatorio/descongestivo se trabaja a nivel de la circulación venosa-arterial y en caso de existir un trastorno linfático podríamos provocar un colapso  generando un linfedema agudo con daños significativos, de modo que es imprescindible contactar siempre con profesionales sanitarios que diagnostiquen y traten al paciente de manera correcta.

Una sesión de DLM puede durar entre 40-90 minutos dependiendo de la zona a tratar (corporal global, miembro superior/inferior, tronco ó cabeza-cara). El paciente suele colocarse en decúbito supino (tumbado boca arriba) con ligera elevación de piernas para favorecer el retorno  linfático por gravedad (drenaje linfático postural). Es una técnica muy relajante e indolora y la sensación de bienestar es inmediata.

fisioterapia malaga drenaje linfatico manual

Consiste en maniobras manuales muy específicas, sutiles y rítmicas para bombear la linfa y activar los canales y ganglios linfáticos que estén bloqueados, los métodos habituales son Vodder y  Leduc, con diferencias, pero atienden ambas a secuencias básicas de movimientos de activación ganglionar, evacuación regional y activación ganglionar de vaciado.

En esta técnica no se emplean aceites ni cremas pues es la piel la que debemos desplazar(tracción) tangencialmente a través del contacto de la palma, dedos y yemas del fisioterapeuta; la presión ejercida sobre la piel es mínima (menos de 40mmHg) pero suficiente para llegar sólo y  exclusivamente a nivel del sistema linfático, el ritmo de las maniobras manuales es muy lento para coincidir con el ritmo fisiológico de la circulación linfática (no mas de 12 movimientos/min).

En fisioterapia, ¿para qué se emplea el DLM?

En nuestra Clínica de Fisioterapia y Osteopatía en Málaga tratamos a muchos pacientes con diferentes patologías que precisan de un DLM, como por ejemplo:

  • Linfedemas primarios y secundarios a cirugía (mastectomías, tumorectomias, cirugía traumatológica, cardíaca, estética…)
  • Edemas del embarazo y síndrome premenstrual.
  • Sinusitis, otitis, acné, estreñimiento…
  • Síndrome de piernas cansadas, varices.
  • Edemas post-traumáticos.

fisioterapeuta malaga drenaje linfatico manual mastectomia

Mastectomía tratada con DLM

Seguro que no hace falta que lo comente, pero la mastectomía consiste en la extirpación quirúrgica parcial o total  de una o ambas mamas previo diagnóstico tumoral.

Los linfedemas secundarios a una mastectomía afectan al miembro superior homolateral por la disección total o parcial de los ganglios linfáticos axilares, viéndose así disminuida en un 40-50  la circulación linfática de brazo, tronco y cuello; es imprescindible por tanto el tratamiento precoz de DLM para drenar la linfa estancada que no tiene posibilidad de evacuarse ni drenar en sus ganglios habituales y reconducirla hacia zonas linfáticas sanas. Complementariamente a este drenaje linfático es importante trabajar con fisioterapia en articulaciones y músculos-tejido conjuntivo (zonas cicatriciales) de hombro, cintura escapular y cuello afectados en movilidad y retracción tras la cirugía.

Los tratamientos de DLM en mastectomías pueden iniciarse sobre las 3 semanas tras la intervención quirúrgica, en un principio es recomendable un tratamiento diario durante 2-3 semanas para proseguir, según evolución, con drenajes alternos (3 veces/semana).

Todo esto se acompañará de recomendaciones fisioterapéuticas de higiene postural, movilizaciones y ejercicios diarios, uso de manguito de compresión en brazo afectado y directrices para las actividades de la vida diaria de cada paciente en sus circunstancias.